radio online

programas04cv05 copy

   Escuchar ahora: Menuda Mañana

Los radares de tramo de la CL-615 Palencia-Guardo y CL-613 Palencia-Sahagún serán efectivos a partir del 23 de octubre

11 Oct 2017
206 veces

El próximo lunes, 16 de octubre, a las 00:00 horas, Tráfico activará los radares de tramo instalados en la carretera CL-615, que comunica Palencia, Carrión de los Condes y Guardo, y los de la carretera CL-613, que comunica Palencia con Becerril de Campos, Paredes de Nava y Sahagún. No obstante, desde ese momento y hasta el domingo 22 de octubre a las 24:00 horas, los radares únicamente funcionarán en modo de prueba, por lo que Tráfico se limitará a enviar una carta de advertencia a los titulares de los vehículos que, conforme a las mediciones de dichos radares de tramo, hayan infringido los límites de velocidad.

Sin embargo, durante la próxima semana. la Guardia Civil y el helicóptero Pegasus podrán continuar realizando sus propios controles de velocidad sobre las citadas carreteras con plenos efectos sancionadores. La semana de pruebas servirá para comprobar el correcto funcionamiento de los radares, y para que todos los conductores se acostumbren a un respeto constante de los límites de velocidad.

A partir del lunes 23 de octubre, a las 00:00 horas, estos radares de tramo comenzarán ya a enviar las infracciones detectadas al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas con sede en León (Centro Estrada), que iniciará los correspondientes procedimientos sancionadores.

El Centro Español de Metrología, organismo autónomo del Ministerio de Industria, ha certificado la precisión y la fiabilidad de estos cinemómetros de tramo a fin de que puedan denunciar, con plenos efectos legales, todas las infracciones detectadas.

La puesta en marcha de estos nuevos radares es consecuencia del Convenio que firmó la Dirección General de Tráfico con la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León el 17 de octubre de 2016, con la finalidad de mejorar la seguridad vial de las carreteras autonómicas. Este Convenio está impulsando la aplicación de diversas medidas piloto sobre estas dos carreteras, que persiguen la máxima prevención de los accidentes de tráfico.

En definitiva, los radares de tramo instalados en estas carreteras intentarán evitar nuevos accidentes de circulación por exceso de velocidad, que es una de las principales causas de dichos siniestros junto con las distracciones y los efectos de las drogas y el alcohol.

En el futuro, la Guardia Civil y el helicóptero de la Dirección General de Tráfico continuarán vigilando cualquier lugar de estas dos carreteras del mismo modo que cualquier otro punto kilométrico de cualquier otra carretera palentina.

Funcionamiento de los radares de tramo

Un cinemómetro de tramo es un sistema que controla la velocidad media de circulación a lo largo de dos puntos, distantes entre sí, pertenecientes a una misma carretera.
En el inicio de cada tramo una cámara de visión con capacidad para leer las matrículas registra la hora exacta de entrada del vehículo y le realiza un fotograma. Al salir del tramo,
otra cámara sincronizada con la anterior realiza la misma operación y el sistema calcula de inmediato la velocidad media de circulación de cada vehículo a lo largo de todo el tramo controlado.

Las cámaras de estos dispositivos disponen de rayos infrarrojos, por lo que pueden funcionar tanto de día como de noche.

Si, tras aplicar un margen de tolerancia, la velocidad media de circulación de un vehículo dentro del tramo es superior a la velocidad máxima permitida a ese vehículo en el mismo tramo, el sistema informático enviará al Centro Estrada de León dos fotogramas y un informe para que decida la posible iniciación del procedimiento sancionador.

Este sistema de control de la velocidad distingue cada tipo de vehículo, por lo que conoce su límite específico de velocidad a efectos de formularle la denuncia que, en cada caso, pueda corresponderle a su conductor.

Si el exceso de velocidad cometido conlleva la pérdida de puntos, el Centro Estrada remitirá una notificación al titular del vehículo para que identifique verazmente al conductor responsable del exceso de velocidad con su nombre, apellidos y número de DNI. Una vez identificado el conductor responsable, el Centro Estrada le iniciará a dicho conductor el procedimiento sancionador por su exceso de velocidad.

Si el titular del vehículo no identifica en plazo y de forma precisa al conductor, el Centro Estrada le impondrá al titular del vehículo una sanción por no haber cumplido con su deber de identificar al conductor. La cuantía de la multa por este incumplimiento es el triple de la sanción originaria prevista por el exceso de velocidad detectado. Además, la sanción por no identificar al conductor responsable de un exceso de velocidad carece del derecho a un descuento del 50% por pronto pago.

Si el exceso de velocidad detectado no conlleva pérdida de puntos, el Centro Estrada le ofrecerá al titular del vehículo la posibilidad de abonar, directamente y sin más trámite, la sanción económica que le corresponda.

El Centro Estrada también verificará de forma automática la vigencia de la ITV de los vehículos que hayan infringido los límites de velocidad e iniciará un procedimiento sancionador específico contra los titulares de aquellos vehículos que tengan su ITV caducada.

Aunque no hay obligación legal de señalizar la presencia de los radares, las dos carreteras advierten de la existencia de los controles de velocidad a través de las marcas viales verdes, a través de unas grandes señales verticales que informan expresamente de que estas vías son "carreteras con velocidad controlada", y mediante unos pequeños paneles complementarias de color anaranjado ubicados en algunas señales verticales.

La carretera CL-615 Palencia-Guardo

La CL-615 es la carretera convencional que comunica la capital palentina con la localidad de Carrión de los Condes, Saldaña y Guardo. Su longitud aproximada es de 92 km., tiene una única calzada, y un único carril por cada sentido de circulación. Discurre íntegramente por territorio palentino y su titular es la Junta de Castilla y León.

Su velocidad máxima genérica para turismos y motocicletas es de 100 km./h. y la intensidad media de circulación oscila entre los, aproximadamente, 8.000 vehículos/día en las proximidades de la capital, los 4.000 en Carrión de los Condes, y los 2.000 en las cercanías de Guardo.

Su siniestralidad

Es la carretera de la provincia de Palencia con la más grave siniestralidad vial. Desde 2011 hasta la actualidad, Tráfico ha registrado un total de 939 accidentes que han generado un balance de 17 personas fallecidas y 182 heridos de diversa consideración.

Durante el presente año 2017 esta carretera ha registrado un total de 123 accidentes de circulación, que han generado un balance de 3 personas fallecidas en el accidente del pasado 22 de marzo, 2 heridos graves y 8 leves.

El número de accidentes con animales implicados en esta carretera es elevado pero la gran mayoría de ellos únicamente causan daños materiales. Durante los 9 primeros meses de 2017 esta vía ha registrado 95 accidentes con animales implicados, pero no han provocado ni fallecimientos ni hay constancia de posibles heridas de consideración a las personas afectadas.

Los accidentes de tráfico más graves ocurridos en esta carretera, como en todas las demás, han sido provocados en la inmensa mayoría de los casos por errores e infracciones humanas.

Los tramos vigilados

Los tramos de la carretera CL-615 que van a ser expresamente controlados por estos sistemas de vigilancia son los siguientes:

- desde el pk. 1,6, junto a "la rotonda de Zapatones", hasta el pk 34,6 en las proximidades del sur de Carrión de los Condes (sentido Guardo).

- desde el pk. 24,8, en las cercanías de la gasolinera de Villoldo, hasta el pk 1,6, junto a "la rotonda de Zapatones" (sentido Palencia). El radar fijo existente en el pk. 3,8 será trasladado a otro emplazamiento.

- desde la salida norte de Carrión de los Condes, en el pk 38,4, hasta el pk. 49,9, cerca de Renedo de la Vega (en ambos sentidos de la circulación)

Sus límites de velocidad

Los vehículos que circulan por la carretera CL-615 deben respetar los siguientes límites máximos genéricos de velocidad:

- turismos y motocicletas: 100 km/h. Estos dos tipos de vehículos pueden alcanzar una velocidad máxima de hasta 120 km/h en la CL-615 cuando puedan adelantar a otros vehículos que circulen por debajo de los 100 km/h

- autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables: 90 km/h

- camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque: 80 km/h

- vehículos que realicen transporte escolar y de menores o que transporten mercancías peligrosas: su velocidad máxima es la que les corresponda según el tipo de vehículo en que se realice dicho transporte, pero reducida en 10 km/h

La carretera CL-613: Palencia-Sahagún

La CL-613 es la carretera convencional, perteneciente a la Junta de Castilla y León, que comunica la capital palentina con los municipios de Grijota, Becerril de Campos, Paredes de Nava, Cisneros, Villada y, ya en la provincia de León, con los municipios de Grajal de Campos y Sahagún.

Tiene una longitud de 60 km., posee una única calzada y un único carril por cada sentido de circulación. Sus primeros 48 km. discurren por la provincia de Palencia y sus últimos 12 km. se encuentran en la provincia de León.

Su velocidad máxima genérica para turismos y motocicletas es de 90 km/h y su intensidad media de circulación oscila entre los más de 7.000 vehículos/día en las cercanías de la capital, los casi 3.000 entre Becerril y Paredes o los cerca de 1500 a la altura de Cisneros y de Villada.

Su siniestralidad

Desde 2011 hasta la actualidad esta carretera tiene registrados 215 accidentes de tráfico con un balance de 3 personas fallecidas y 100 heridos de diversa consideración.

Durante el presente año la CL-613 lleva acumulados 16 accidentes que han generado un balance de 1 fallecimiento en el accidente del pasado 15 de agosto, 1 herido grave y 5 leves.

Los 8 accidentes en los que, durante 2017, se ha visto implicado algún animal no han generado daños personales destacables.

Los tramos vigilados

Los tramos de la carretera CL-613 que van a ser expresamente controlados por estos nuevos cinemómetros son los siguientes:

- el tramo comprendido entre el pk 11,9 en las cercanías de Becerril de Campos y el pk. 32,7 junto a Cisneros en ambos sentidos.

- el tramo específico existente entre el pk 11,9 en Becerril y el pk. 15,4 junto a Paredes de Nava en ambos sentidos

Los límites de velocidad de la CL-613
 
Los vehículos que circulan por la carretera CL-613 deben respetar los siguientes límites máximos genéricos de velocidad:

- turismos y motocicletas: 90 km/h. Estos dos tipos de vehículos pueden alcanzar una velocidad máxima de hasta 110 km/h en la CL-613 cuando puedan adelantar a otros vehículos que circulen por debajo de los 90 km/h

- autobuses, vehículos derivados de turismo y vehículos mixtos adaptables: 80 km/h

- camiones, tractocamiones, furgones, vehículos articulados y automóviles con remolque: 70 km/h

- vehículos que realicen transporte escolar y de menores o que transporten mercancías peligrosas: su velocidad máxima es la que les corresponda según el tipo de vehículo en que se realice dicho transporte, pero reducida en 10 km/h

Las sanciones por exceso de velocidad

Las infracciones por exceso de velocidad pueden ser graves o muy graves según lo precisado en el cuadro incluido a continuación. Estas infracciones son sancionadas con multas de entre 100 y 600 euros y en los supuestos más graves provocan la resta de entre 2 y 6 puntos.

La Ley de Tráfico y Seguridad Vial establece, a través del cuadro siguiente, las sanciones y la retirada de puntos que aplican los órganos de la Dirección Gral. de Tráfico por los excesos de velocidad cometidos. No obstante, los radares no comienzan a denunciar dichos excesos desde el primer kilómetro/hora detectado por encima del máximo permitido, sino que únicamente denuncian a quienes superan unos determinados márgenes de tolerancia.

En cumplimiento de la Disposición adicional cuarta de la Ley de Seguridad Vial, la Dirección General de Tráfico destina íntegramente el importe de las sanciones económicas a la financiación de actuaciones y servicios en materia de seguridad vial, prevención de accidentes de tráfico y ayuda a las víctimas.

Los excesos de velocidad constitutivos de delito

La conducción de un vehículo a motor o ciclomotor en cualquier carretera interurbana, como lo son las CL-615 y CL-613, a velocidades superiores en 80 km/h a la máxima permitida constituye un delito conforme a lo previsto por el artículo 379 del Código Penal.

El mismo artículo castiga dicho delito con la privación del permiso de conducción por tiempo superior a 1 año y hasta 4 años y, además, con una multa o trabajos en beneficio de la comunidad o prisión de 3 a 6 meses.

Por tanto, el conductor de un turismo o una motocicleta que circule a velocidades superiores a los 180 km/h por la CL-615 o a los 170 km/h por la CL-613 podrá incurrir en un delito contra la seguridad vial.

Valora este artículo
(0 votos)