Últimos Audios

Actualidad C.D. Atlético Aguilar 30-06-2022

Actualidad C.D. Atlético Aguilar 30-06-2022

30 Junio 2022
Entrevista a Tito Linaje, de la Mesa Eólica Montaña Palentina

Entrevista a Tito Linaje, de la Mesa Eólica...

30 Junio 2022
El IES Santa María la Real retoma su actividad Erasmus durante el curso 2021/2022

El IES Santa María la Real retoma su...

30 Junio 2022
Entrevista a la Peña Komuna Kabra de Aguilar de Campoo

Entrevista a la Peña Komuna Kabra de Aguilar...

27 Junio 2022
Los trabajadores de recogida de basura de Urbaser convocan huelga indefinida en Aguilar de Campoo

Los trabajadores de recogida de basura de Urbaser...

27 Junio 2022
Pregoneros Peñistas 2022

Pregoneros Peñistas 2022

23 Junio 2022
Damas Castellanas San Juan y San Pedro en Aguilar de Campoo 2022

Damas Castellanas San Juan y San Pedro en...

23 Junio 2022
Actualidad del C.D. Atlético Aguilar 23-06-2022

Actualidad del C.D. Atlético Aguilar 23-06-2022

23 Junio 2022
radio online

Emitiendo ahora: MENUDA MAÑANA Magazine

En Vie, 1. Julio 2022
10:00 h - 11:00 h

“El colegio San Gregorio ha contribuido a crear puentes entre lo rural y lo urbano”

20 May 2022
604 veces

Entrevista a Jesús Ángel Aparicio, director del colegio San Gregorio de Aguilar de Campoo

Doce años como alumno y 25 como profesor, de los cuales tres ha compaginado con el cargo de director, resumen la dilatada y robusta relación del químico Jesús Ángel Aparicio (Palencia, 1971) con el colegio San Gregorio (SG) de Aguilar de Campoo, una institución académica que cumple en el presente curso 2021-2022 un siglo de vida.

Casado y con tres hijos de 8, 6 y 4 años, Aparicio, aguilarense de pura cepa –su familia regentó el mítico bar El Faro de la villa galletera hasta su cierre–, ha impartido clases de Física, Química, Biología y Matemáticas en este centro durante su trayectoria como docente, una labor que sigue desempeñando entre los estudiantes de segundo de Bachillerato y que compagina pilotando el rumbo del  San Gregorio.

“Trabajamos para el desarrollo de los niños y jóvenes de Aguilar, de la comarca y de la sociedad en la que viven”, remarca el director del SG, quien también destaca el esfuerzo del colegio “para que los motivos económicos no constituyan un impedimento de admisión en el mismo”.

 

Pregunta. El San Gregorio está rememorando durante el presente curso académico su centenario. ¿Qué ha significado la presencia del colegio para la villa aguilarense?

Respuesta.A lo largo de estos cien años, el colegio San Gregorio ha contribuido a crear puentes entre lo rural y lo urbano que han permitido que nuestros jóvenes alcancen importantes metas, tanto para el desarrollo personal como social, cultural y económico de la zona.

Ha elevado la cultura general de las gentes del medio rural, ha sido lugar de encuentro y buena convivencia, ha dotado a las personas de recursos y valores que les permitan enfrentarse a la vida con espíritu crítico.

Por otro lado, se ha esforzado por renovarse y crecer en calidad mejorando su oferta educativa y dotándola de nuevas metodologías más adaptadas a los nuevos tiempos.

P. ¿Esta celebración va más allá del aspecto meramente informativo?

R. Es un momento histórico que lógicamente no sólo se queda en informar, sino que debe ser un momento para pararnos y reflexionar, celebrando los logros y agradeciendo a las personas su buen hacer.

Debe servir también para mirar al futuro pensando en seguir manteniendo viva la llama de Juan María de La Mennais, convencidos de que una educación cristiana que fomente la igualdad de oportunidades y la convivencia pacífica entre las personas y respetuosa con el medio ambiente será sin duda la mejor forma de contribuir al progreso de la sociedad.

P. ¿El centro que usted dirige se ha convertido en un motor de desarrollo educativo?

R. Creo que en esta dilatada historia hoy, ayer y mañana ha sido, es y será un motor de desarrollo educativo.

El centro ha sabido adaptarse muy bien a la transformación de la sociedad aguilarense, así como a los diferentes cambios educativos, preparando a los jóvenes para el futuro que en cada momento les ha tocado vivir. Y hoy después de 100 años de la llegada de los Hermanos Menesianos seguimos trabajando por y para los niños y jóvenes de Aguilar y la comarca y para su desarrollo y el de la sociedad en la que viven.

P. ¿Qué pilares sustentan su modelo de enseñanza?

R. Nuestro trabajo se basa en cinco claves educativas:

-Educación personalizada. Cada alumno es único y trabajamos para conseguir lo mejor de cada uno siguiendo un plan de mejora personalizada.

-Mejora educativa. Mejoramos el programa educativo oficial básico. En inglés siguiendo la metodología Cambridge, como centro bilingüe desde los 2 hasta los 18 años; con el Bachillerato Dual (donde nuestros alumnos obtienen su título en España y en EE UU); en Matemáticas, con una metodología más manipulativa (Singapur); en Lengua, fomentando la lectura y la expresión oral.

-Innovación. Determinante para proponer un modelo educativo actualizado que permita a nuestros alumnos afrontar los cambios de la sociedad que les toca vivir.

-Valores. Fundamentales para completar una educación que nos prepare para afrontar la vida, más allá de lo académico.

-Resultados. Fomentamos la constancia, el esfuerzo y la superación.

P. De todos los programas implantados en el SG, ¿cuáles han sido determinantes para fortalecer el expediente del alumnado?

R. La apuesta por los idiomas y la implantación del bilingüismo desde los 3 años han conseguido que nuestros alumnos salgan del centro con un nivel de inglés elevado y con titulación acreditada por Cambridge que les ayuda mucho en sus resultados académicos en el nivel de inglés, así como luego en las situaciones académicas y/o laborales que viven una vez que han salido de nuestro centro.

P. ¿El espíritu menesiano sigue estando presente tanto en la metodología como en cada rincón del complejo educativo?

R. El espíritu menesiano es nuestro origen, la historia que nos ha traído hasta aquí y es nuestra semilla sobre la que claramente seguimos trabajando con nuestros alumnos.

Una característica clave de la educación menesiana son las máximas con las que iniciamos cada día: una reflexión de 5 minutos con la que intentamos hacer ver a nuestros alumnos cuál es la sociedad en la que vivimos y cómo podemos comprometernos para transformarla y mejorarla. Se educa en todos los momentos, así como en todos los rincones generando un ambiente de familia menesiana donde las relaciones son fundamentales para conseguir lo mejor de cada uno, poniendo al alumno en el centro de toda nuestra labor educativa y estimulándole en valores menesianos como Libertad, Solidaridad, Responsabilidad, Compromiso y Transcendencia.

P. ¿La condición de centro concertado limita el acceso al mismo de alumnos procedentes de familias desfavorecidas económicamente?

R. No, bajo ningún concepto. Todo lo contrario. Nuestras puertas están abiertas a todos y a todas las sensibilidades. Sabemos que nuestra sociedad cada vez está más polarizada y la situación económica de algunas familias no es la más favorable, pero esto no debe ser un pero para que estén en el San Gregorio y puedan recibir una educación de calidad. Haciendo referencia a la pregunta anterior y siguiendo una de las líneas clave de nuestro carisma menesiano: “Allí donde otros no llegan” como servicio a la Iglesia, a la sociedad y abierta a todos. Hacemos lo posible y nos esforzamos para que los motivos económicos no constituyan un impedimento de admisión en el centro.

P. ¿En qué año y por qué se decidió cerrar el internado, un servicio que se venía prestando desde el año 1924?

R.En el año 1989 se cerró el internado. Los cambios sociales, la mejora en las comunicaciones, la llegada de más oferta educativa a pequeñas poblaciones y el transporte público a los centros públicos fueron factores fundamentales para que las familias dejaran de optar por la oferta y ante el descenso de matrículas se decidió por cerrar el internado, que contó desde su implantación con un gran número de alumnos de la comarca e incluso de provincias limítrofes.

P. Tras la supresión de la residencia, ¿no se les queda grande el edificio?

R. El edificio, al contrario se queda grande, se nos queda pequeño. Desde ese momento en el que se cierra el internado se han ido generando nuevos espacios, aulas, salas múltiples. Y hoy toda la zona de habitaciones son aulas de secundaria fundamentalmente (laboratorios que se trasladaron de su ubicación actual, aulas de música y apoyo). Así como el comedor se transformó en aulas de primaria y se hizo una nueva obra en la planta baja para albergar el nuevo comedor. Hay que tener en cuenta que, aunque bien es cierto que el número de alumnos ha disminuido, nuestra oferta educativa ha aumentado puesto que tenemos cabida para alumnos desde los 0 hasta los 18 años.

P. Descúbranos la fórmula del éxito del San Gregorio…

R.Es difícil que un colegio de las características del San Gregorio pueda seguir funcionando en una zona rural. De hecho, somos el único centro concertado fuera de la capital que presenta una oferta educativa completa hasta que los alumnos tienen que partir a estudios universitarios, y, además, es una oferta de calidad. Nuestros mejores valores son el compromiso, la dedicación, el esfuerzo y, en definitiva, el amor por la labor educativa del profesorado, que hace que se genere un ambiente familiar donde es muy fácil trabajar y donde este clima creado ayuda a conseguir lo mejor por y para nuestros alumnos.

P. ¿Augura un futuro prometedor y una vida aún más larga a esta institución?

R. Por supuesto, yo por desgracia no lo podré ver, ni disfrutar, pero desde el 28 de mayo, día de la clausura de este curso centenario, empieza un nuevo centenario. Las bases son sólidas, la sociedad aguilarense necesita la educación menesiana y todos los que han estado y ahora estamos creemos en ella y trabajamos para seguir mejorando con el fin de dar a nuestros alumnos la mejor educación posible que les ayude en su vida.

Valora este artículo
(6 votos)