Imprimir esta página

Pomar de Valdivia recibe las cuatro obras del retablo mayor de su iglesia, restaurados a través del convenio de restauración de Diputación y Diócesis

15 Sep 2021
151 veces

Diputación y Diócesis de Palencia continúan avanzando con los objetivos marcados en el convenio de colaboración entre ambas organizaciones para el taller de restauración de este curso, que alcanza su séptima edición. 

Así, ayer se hizo la entrega a la localidad de Pomar de Valdivia de cuatro obras pertenecientes al retablo del altar mayor de la parroquia, restauradas en las últimas semanas. Un acto en el que estuvieron la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén; junto a la diputada de Cultura, Carolina Valbuena y diputados de zona, Urbano Alonso y Jesús Sevilla. Además, por parte de la Diócesis de Palencia el delegado de Patrimonio Artístico José Luis Calvo Calleja, el miembro de la delegación Antonio Rubio López, encargado de la gestión del Taller; Carlos Vela Martín, uno de los restauradores que han realizado los trabajos de restauración, y el párroco Óscar de la Fuente.

Una de ellas, un gran relieve que representa ‘Llanto sobre Cristo muerto’, de 123 x 112 cm. Obra anónima, del siglo XVI, de escuela burgalesa, probablemente del círculo de Valmaseda. Se encontraba con mucha suciedad y pérdida de policromía en numerosas partes. En su restauración se han empleado 208 horas de trabajo. De ellas, 7 en el asentado de la policromía, 3 en la consolidación, 98 horas en la limpieza, 38 en los trabajos de estucado y 73 en los de reintegración cromática. En total, como ya se ha dicho, 208 horas.

Perteneciente a la predela del mismo retablo mayor se han restaurado también tres pequeñas esculturas que representan a tres apóstoles, uno de ellos identificado como Santiago peregrino, y los otros dos sin identificación posible por la falta de atributos. Las esculturas son de la misma época y estilo que el relieve y que el resto de piezas que conforman dicho retablo. Se han empleado 55 horas en la restauración de las tres pequeñas esculturas: 14 en las labores de limpieza, 14 en las de estucado y los 27 restantes en la reintegración cromática.

VEINTIDÓS LOCALIDADES. Los bienes que son objeto de restauración en este taller se seleccionan de mutuo acuerdo entre ambas instituciones, atendiendo a criterios de importancia, interés general, necesidades, estados de conservación y dispersión geográfica. La comisión de selección de obras ya elaboró un primer listado que incluía veinticinco obras, procedentes de veintidós localidades. El fuerte ritmo de los trabajos hizo necesaria una segunda selección de piezas de forma que, cuando está a punto de concluir el taller, lo que está previsto para el día 18 de este mes, el total de obras restauradas asciende a unas sesenta. 

COOPERACIÓN DESDE 2013. El patrocinio de la Diputación permite a la Diócesis contratar un equipo formado por diez restauradores titulados (ocho especialistas en pintura y escultura, más dos especialistas en textiles), que trabajan en las labores propias de la recuperación de obras de arte durante ocho meses, de mediados de enero a mediados de septiembre. El incremento de setenta mil euros en este año con respecto a la partida presupuestaria de 2020 es una mejora aprobada por la Diputación de Palencia que deriva del interés social y cultural del taller, una utilidad aquilatada desde que se impulsó esta vía de cooperación con la Diócesis en el primer convenio firmado en octubre de 2013. 

Ambas instituciones no solo vienen obligadas legalmente a conservar el patrimonio artístico, sino que también coinciden en la necesidad de mantener esa riqueza de bienes muebles (pinturas, esculturas, piezas textiles) que posee la Diócesis de Palencia, generados y atesorados durante siglos, para que —además de cumplir con los fines religiosos y litúrgicos para los que se crearon— puedan legarse a las generaciones futuras en las mejores condiciones. Asimismo, la actuación se enmarca en la meta 11.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la Agenda 2030 planteada por Naciones Unidas —«Protección del patrimonio cultural y natural»—, agenda con la que se alinea desde 2020 el presupuesto de la institución provincial. 

De hecho, cabe destacar que para esta anualidad se ha incrementado la partida correspondiente en el 58% con respecto a la de 2020: el presupuesto del actual ejercicio consigna ciento noventa mil euros, frente a los ciento veinte mil del pasado año, lo que ha permitido contratar dos meses más a los restauradores. El presupuesto del taller del actual curso 2020-2021 supera ligeramente los doscientos cuarenta mil euros.

 
Valora este artículo
(2 votos)