radio online
Sin eventos

Diputación de Palencia cooperará con la Junta y los pueblos de entre 500 y 2.000 habitantes para mejorar su depuración de aguas residuales

08 Feb 2021
68 veces
La Diputación de Palencia ha aprobado hoy el protocolo específico que próximamente firmará esta institución con la Junta de Castilla y León para homogeneizar y mejorar los sistemas de depuración de aguas residuales en los pequeños municipios del medio rural de la provincia. En concreto, el protocolo que ha aprobado la junta de gobierno celebrada esta mañana de modo telemático diseñará un programa de obras para implantar sistemas de depuración de aguas residuales urbanas en las localidades palentinas con una población comprendida entre quinientos y dos mil habitantes equivalentes, así como la regulación del posterior mantenimiento y explotación de tales sistemas. El acuerdo no descarta, sin embargo, la inclusión de localidades de menos de quinientos habitantes equivalentes si las circunstancias así lo aconsejan. Los habitantes equivalentes es la magnitud que se utiliza al planificar, construir y gestionar los sistemas de depuración de aguas residuales, contando con los habitantes de hecho de la localidad y los usos derivados de la actividad económica e industrial.
 
Este convenio deriva de otro acuerdo adoptado también por la Junta de Gobierno de la Diputación el pasado 14 de septiembre, que acordaba un protocolo de colaboración genérico de la Junta con todas las diputaciones de Castilla y León sobre el modelo de depuración de las aguas residuales urbanas de los municipios de las nueve provincias, protocolo que firmó en Becerril de Campos el pasado 9 de octubre la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, junto a todos los titulares las diputaciones de la región, con el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.
 
En ese momento se fijaron ya las bases para la colaboración entre la Junta y las diputaciones para garantizar el cumplimiento de las exigencias normativas en materia de depuración de aguas residuales urbanas en los municipios de menor tamaño, mediante la ejecución de las infraestructuras precisas —trescientas en toda Castilla y León— y la garantía de su correcto mantenimiento y explotación posteriores. Este programa medioambiental se ha puesto en marcha una vez finalizado el bloque de actuaciones en núcleos urbanos de más de dos mil habitantes equivalentes.
 
INFORMAR Y PRIORIZAR. En el protocolo se establecía la necesidad de la firma de futuros protocolos específicos con cada diputación para diseñar los planes de inversiones respectivos de cada provincia, texto que ya remitió la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y ha aprobado hoy la junta de gobierno de la Diputación de Palencia. El acuerdo establece, asimismo, la inmediata creación de un grupo de trabajo para concretar y priorizar las actuaciones que se ejecutarán en la provincia, mediante el intercambio de información, datos previos y criterios técnicos a disposición de ambas administraciones, con el fin de adoptar la solución idónea para cada localidad.
 
Según los datos iniciales de la administración autonómica, la provincia de Palencia requerirá la creación de veintidós sistemas de depuración, con una inversión global que rondará los once millones de euros. En el conjunto de Castilla y León, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta prevé trescientas nuevas depuradoras con una inversión total que se acerca a los ciento cuarenta y cinco millones de euros. El grupo de trabajo valorará en sus reuniones esa previsión inicial, a la vista de los datos técnicos y las necesidades reales de las pequeñas poblaciones.
 
El desarrollo del protocolo establecerá un calendario de actuaciones con el horizonte temporal de 2027, año final de los vigentes planes hidrológicos de cuenca para que culmine la depuración conforme a la normativa en vigor. Asimismo, el acuerdo que hoy ha aprobado la Diputación plantea un esquema de financiación, en virtud del cual la administración autonómica aportará el 40% de los costes de las obras, el mismo porcentaje que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, mientras los ayuntamientos correrán con el 20% restante. Este porcentaje es el mismo que actualmente sufragan las entidades locales en todas las obras del ciclo del agua que impulsa la Diputación a través de los planes provinciales y otros programas inversores en el medio rural.
 
ADECUADA A CADA LOCALIDAD. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ya viene trabajando en diseñar y homogeneizar las soluciones técnicas más adecuadas para las instalaciones de depuración que deban implantarse en toda Castilla y León, a fin de objetivar el sistema de depuración más adecuado en cada localidad, así como su coste, tanto de construcción como de explotación. De ese modo, se dispone de una herramienta técnica para que, en función de sus características (población, orografía, implantación industrial, cabaña ganadera, implantación del sector servicios…), cada localidad pueda conocer la solución más adecuada, con una estimación de costes de construcción y mantenimiento.
 
Aunque aún está en fase de desarrollo, la administración autonómica prevé para las poblaciones equivalentes de hasta un millar de habitantes la construcción de los llamados tanques Imhoff, seguidos de un humedal artificial (solución más asequible, tanto de ejecución como de posterior mantenimiento, óptima por tanto para las localidades con menos población e industria). En cambio, para las de una población equivalente intermedia —entre mil y mil quinientos habitantes—, se prevé un tratamiento mediante biodiscos configurados en una línea, que se duplicará en dos líneas para las poblaciones de hasta dos mil habitantes equivalentes.
Valora este artículo
(0 votos)