radio online

programas04cv05 copy

   Escuchar ahora: Menuda Mañana

Elementos filtrados por fecha: Viernes, 04 Agosto 2017
El refectorio del viejo cenobio premostratense volvió a llenarse ayer con la presencia de muchos de quienes hicieron posible su recuperación. José María Pérez “Peridis” les rendía homenaje con la publicación de su libro “Hasta una ruina puede ser una esperanza”, que se presentaba ayer en la villa galletera en un emotivo acto que recordó las antiguas romerías del románico.
 
“La música y el pueblo de Aguilar dieron vida y color a estas piedras”, recordaba un emocionado José María Pérez Peridis, ante un auditorio lleno de amigos, familiares y vecinos de Aguilar de Campoo, que quisieron arroparle en la presentación de su libro “Hasta una ruina puede ser una esperanza”. 
 
Y es que, tal y como explicaba el arquitecto “el libro es un homenaje al pueblo de Aguilar, a todos vosotros”. Muchos de quienes en 1977 le ayudaron a poner en marcha la Asociación de Amigos del Monasterio para rehabilitar lo que, por entonces, se conocía en la villa como “el convento caído”, se encontraban ayer de nuevo en el refectorio del viejo cenobio premostratense.
 
Con un discurso plagado de guiños, anécdotas y cargado de emoción y cariño, Peridis recordó como con esfuerzo, con ganas, con imaginación y con mucho tesón lograron implicar en su empeño a todo el pueblo y transformaron la utopía en realidad: convirtieron el monasterio en foco de dinamización cultural y en referente para toda una comarca. 
 
Lo lograron, entre otras cosas, con las romerías del románico, en las que participaron jóvenes músicos, hoy ya consagrados, como Jaime Martín, director del Festival de Música de Santander, Luis Ferrán o Emilio Navidad y su familia. Todos ellos volvieron ayer al monasterio después de cuatro décadas para recordar aquella época y hacer sonar de nuevo las piedras de un edificio ya restaurado y lleno de vida.
 
Otro de los pilares de la recuperación del monasterio fue el método con el que se llevó a cabo, que sirvió para dar formación y empleo a miles de jóvenes, mediante la puesta en marcha de uno de los primeros programas de Escuelas Taller de España, que se replicó, años más tarde, por todo el territorio nacional e incluso se exportó a Latinoamérica o al África Subsahariana. 
 
El libro “Hasta una ruina puede ser una esperanza”, editado por la Fundación Santa María la Real recupera parte de esta historia. Una obra en la que José María cuenta en primera persona, con ese tono didáctico, cercano y sencillo que le caracteriza cómo fue la aventura de revitalizar el “convento de caído”, de dar validez a la máxima de Unamuno.
 
Un relato de retazos, de recuerdos que sirve para rendir homenaje y hacer memoria, para recordar el origen de lo que hoy es la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico. Una institución que, desde entonces, ha trabajado para generar desarrollo, para promover iniciativas basadas en tres pilares: patrimonio, paisaje y personas. Claves que sirven para seguir reconstruyendo futuro, para no olvidar el pasado y que trazan la hoja de ruta del presente. 
 
El libro, del que se han editado, 2.000 ejemplares ya está a la venta en librerías, en tiendas especializadas y en la tienda on line del portal Románico Digital.
 
Publicado en Últimas noticias

La presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, acompañada por la diputada provincial, María José Ortega, y el alcalde de la localidad, Teófilo Calderón, ha conocido el resultado de las obras de sustitución de la cubierta del Ayuntamiento de Pomar de Valdivia a las que la Institución 26.950.

Esta actuación se enmarca en la apuesta de la Diputación de que los municipios de la provincia cuenten con las infraestructuras y dotaciones necesarias en las mejores condiciones posibles para que los vecinos puedan recibir la prestación de servicios en condiciones de calidad.

Esta obra ha supuesto la reparación de la cubierta del Consistorio que presentaba numerosas deficiencias como consecuencia de los temporales de lluvia y nieve del invierno de 2015, que provocaban numerosas goteras en el interior.

Para llevar evitar un mayor deterioro de la cubierta, fue necesario el desmontaje completo y la ejecución de una estructura nueva metálica, la colocación de aislante a base de poliuretano y de teja.

Durante su estancia en Pomar de Valdivia, la presidenta de la Institución ha conocido otras mejoras llevadas a cabo en el municipio como la pavimentación de numerosas calles, renovación del alumbrado público, mejoras en el parque infantil, entre otras, que han sido financiadas por la Diputación a través de planes provinciales y contratación. En los últimos tres años, las inversiones estas actuaciones han supuesto una inversión por parte de la Institución de más de 221.000 euros.

Además, a través de subvenciones, el municipio ha recibido 48.900 euros para obras y actividades en los ámbitos de servicios sociales, promoción económica, turismo, medio ambiente, cultura o desarrollo agrario.
 

Publicado en Últimas noticias

Un total de 84 equipos se darán cita este sábado, 5 de agosto, en Cervera de Pisuerga para disputar una nueva edición del rallye de regularidad para vehículos clásicos que como cada año pone en marcha la Escudería Montaña Palentina Racing, con el apoyo del Ayuntamiento de Cervera de Pisuerga y la hostelería y diferentes firmas comerciales del municipio.

La prueba palentina es la única de la Copa de las Escuderías de Cantabria que se celebra fuera de dicha región, siendo puntuable en sus diferentes categorías: Copa, Open, Libre y Trofeo de Escuderías. En esta edición 2017 quedará de manifiesto una vez más el gran poder de convocatoria y cariño que sienten los participantes hacia este evento de referencia en su categoría a nivel estatal. De hecho, la novena edición del Rallye de Coches Clásicos Montaña Palentina - Memorial “Mimi” contará con los principales favoritos de la Copa de las Escuderías y con equipos de primera categoría llegados desde zonas como Cantabria, Euskadi, Madrid, numerosas provincias de Castilla y León, Asturias...etcétera, dispuestos a medirse en terreno neutral ante la amplia representación de equipos locales que participarán.

Caracterizada por su gran inscripción y excelente ambiente festivo, este evento contará de nuevo con la emblemática Plaza Mayor como centro neurálgico, sin duda una de las señas de identidad de esta animada convocatoria automovilística. La prueba arrancará con las habituales verificaciones administrativas, para dar paso al briefing de las 12.00 horas en el que abordarán todas las dudas de última hora con los participantes, así como cualquier apunte o eventualidad de última hora que sea necesario aclarar por parte de la organización.

Homenaje a Jonathan Quinteiro

La salida propiamente dicha del primer vehículo tendrá lugar a las 12:15 horas desde la Plaza Mayor, pero antes se guardará un minuto de silencio en memoria de Jonathan Quinteiro, joven bilbaíno y copiloto habitual de este tipo de pruebas que estaba inscrito en el rallye junto a Alfonso Gallego. Y es que recientemente falleció practicando pesca deportiva sin botella en la costa cántabra. Triste noticia para todos los compañeros del mundo de los clásicos ya que supone un auténtico jarro de agua fría.

Tras tomar la salida desde la citada Plaza Mayor, los equipos tendrán un total de 331 kilómetros de recorrido con 14 tramos de regularidad controlados por delante. Habrá diferentes modalidades de regularidad caso de tramos a tablas, hitos y medias. Durante su trayecto realizarán la parada en el habitual reagrupamiento de San Salvador- Venta Morena alrededor de las 16:00 horas. En este punto se ofrecerá a los participantes la tradicional parrillada, para afrontar posteriormente la segunda sección de la prueba. El colofón final en la Plaza Mayor de Cervera está previsto con la llegada a las 20:30 horas y entrega de trofeos a continuación.

Publicado en Deportes

La tradicional ascensión a Peña Redonda, que cada año se celebra el primer domingo de agosto, alcanzará el próximo día 6 su trigésimo tercera edición. Como en ocasiones anteriores, se espera que realicen la ascensión más de un centenar de personas, unos por la cara sur, desde Traspeña y Villanueva, y otros por la norte, desde San Martín de los Herreros.

Después de una subida de hora y media de duración, aproximadamente, los reunidos disfrutarán de una jornada festiva en la que compartirán el té recogido durante la subida y se cantará la salve. Como es habitual, todas las personas reunidas se harán una foto en la cima de la montaña.

Según Javier Ibáñez, uno de los organizadores de la ascensión, “subir a Peña Redonda ya es una tradición arraigada, un deporte sano y una fiesta señalada que crece por la experiencia de años anteriores. Se espera con cierta afición subir una vez más, coger de nuevo el bastón y caminar por el marcado sendero para contemplar desde esa bella atalaya nuestros pueblos y terrenos que se pierden en lejanos horizontes. En la bajada, ya junto a los coches, es de agradecer la furgoneta que llega puntual con refrescos y melones para reponer energías. Un rato de descanso y conversación, finalmente buenos deseos y entrañable despedida “hasta el próximo año”.

La ascensión a Peña Redonda tiene su origen en septiembre de 1902, cuando cientos de personas asistieron a la colocación de la primera cruz en la cima de la montaña. Sin embargo, aquella cruz permaneció en pie poco tiempo, ya que fue derribada por el fuerte viento.

La segunda cruz, la que actualmente corona la montaña, fue instalada gracias al esfuerzo del sacerdote José Aumente. La construcción de la cruz se inició los días 27 y 28 de octubre y fue preciso el apoyo de un helicóptero del ejército y de ocho militares desplazados desde La Rioja. Después de realizar casi 30 vuelos, el helicóptero subió hasta la montaña todo el material necesario para la construcción de la cruz, que tiene doce metros de altura y siete de anchura en sus brazos. El peso de la cruz es de dos toneladas.

Publicado en Deportes

El pleno del Ayuntamiento de Reinosa ha dejado sobre la mesa, con los votos afirmativos de PP, PSOE y REC y el voto en contra de PRC, la propuesta del Equipo de Gobierno de mantener “externalizado mediante procedimiento abierto” el Servicio de Recogida de Residuos, Limpieza Viaria y Jardinería. El alcalde José Miguel Barrio explicó que la remunicipalización de este servicio, tal y como era intención del Equipo de Gobierno, finalmente no será posible ya que, como apuntan los informes de los Servicios Jurídicos del Consistorio, así como otras entidades consultadas “la subrogación de la actual plantilla requerirá la celebración de un proceso selectivo”, una circunstancia que puede derivar en que parte de sus integrantes “no conseguirían consolidarse en su puesto de trabajo”.

Los concejales populares y socialistas se inclinaron por su parte por apoyar la propuesta de la portavoz de REC de “dejarlo sobre la mesa”.

Fiestas locales

San Sebastián (20 de enero) y San Mateo (21 de septiembre) volverán a ser las fiestas locales de la ciudad en 2018, aunque la festividad del patrono local se traslada, a efectos laborales a la jornada anterior, viernes, 19 de enero. El objetivo, es que el comercio pueda mantener abiertas sus puertas el día en el que se acercan hasta la ciudad un gran número de visitantes.

En la sesión plenaria se acordó, además, dar una nueva redacción al artículo 41.2 de la Ordenanza Municipal de Protección de Medio Ambiente en materia de Ruidos, Vibraciones tras haberse aceptado parcialmente la alegación presentada por un empresario hostelero de la ciudad. El resto de alegaciones efectuadas por dicho empresario fueron rechazadas.

Publicado en Últimas noticias

Las jornadas, organizadas por la Fundación Santa María la Real, en el marco del programa de cursos de verano de la Universidad de Cantabria, servirán para analizar la estructura interna de los monasterios, coincidiendo con la celebración en Aguilar de Campoo de una nueva edición de las Edades del Hombre.

Así lo ha anunciado hoy, José Ángel García de Cortázar, codirector del curso y catedrático de la Universidad de Cantabria, durante la clausura del XXXI Seminario celebrado estos días en Aguilar de Campoo. En las jornadas, que cuentan con la colaboración del Ayuntamiento de la villa y la Diputación de Palencia, han participado 139 alumnos, que a lo largo de cuatro días han analizado las claves de la convivencia en los monasterios medievales.

Nueve expertos han sido los encargados de ilustrarles en torno a aspectos como los monasterios dúplices y los familiares en los siglos VI al IX; la difícil convivencia de hombres y mujeres en el cristianismo antiguo; los monasterios medievales y su entorno más inmediato; los espacios de penitencia; la vida monástica en imágenes o las tensiones internas de las comunidades cistercienses medievales.

“Como cada año el curso ha servido para fortalecer lazos académicos y humanos”, apuntaba Ramón Teja, codirector del seminario, quien también ha estado presente en la clausura de las jornadas. Junto a él y a Cortázar, el director del a Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico, Juan Carlos Prieto, quien agradecía el apoyo institucional, el trabajo de equipo con la Universidad de Cantabria y “el compromiso y la implicación” del alumnado, “vosotros – aseguraba – sois los verdaderos protagonistas de las jornadas”.

Rememorando las antiguas romerías del románico

El Seminario de este año ha coincidido con la celebración del cuadragésimo aniversario de la creación de la Asociación de Amigos del Monasterio, origen de la Fundación Santa María la Real. Para rememorar aquel movimiento que sirvió para revitalizar el viejo cenobio premostratense y convertirlo en un auténtico dinamizador cultural, las jornadas se han clausurado con un guiño a las antiguas romerías del románico.

Su artífice, el fundador de la institución, el arquitecto José María Pérez ‘Peridis’ ha sido el encargado de guiar a los alumnos por las diferentes estancias del monasterio, acompañado además por un “improvisado” cuarteto musical, integrado entre otros por los músicos Emilio Navidad y Jaime Martín, director del Festival de Santander, quienes, en su momento, también colaboraron con las primeras romerías que unían, tal y como recordaba Peridis, “música y patrimonio”.

Aquellos festivales sirvieron para dar validez a la máxima de Unamuno ‘Hasta una ruina puede ser una esperanza’ y dieron vida al viejo cenobio, conocido por entonces como el “convento caído”. La historia de aquellos días ha sido recupera por Peridis en su último libro, que toman por título las palabras del autor bilbaíno y que se presentó ayer por la tarde en el refectorio del monasterio de Santa María la Real.

Publicado en Últimas noticias